miércoles, 2 de enero de 2013

A MI BANDERA

El respeto de todos al crucifijo

del lecho aquel donde la madre

muere.

La pasión que se siente por el hijo

que es sangre de la esposa que se

quiere.

La dulzura sin par de los lugares

donde se habla de amor por vez

primera.

La imponente bravura de los mares.

La majestad de dios en los artares.

Todo eso es la bandera.

Es el premio mas grande y merecido

del soldado que alcanza la victoria.



El consuelo mas dulce del herido,

del que muere en la linda y justa

gloria.



Bendita seas, si, bendita seas.



Y si el canto traidor de algún cobarde

te niega alguna vez el necio alarde

de egoistas ideas con su veneno

vil llega a ofenderte,

la mano del leal ¡le dará muerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada